viernes, 13 de enero de 2017

Mindshift FirstLight® 40L Review

Un año más volvemos a la carga, y este primer post del año es para publicar mis opiniones acerca de mi nueva mochila fotográfica de la marca MindShift, La FirstLight 40L.

Hace unas semanas, MindShift me envió a casa este modelo de mochila para que la pruebe, y sin duda alguna solo puedo decir que estoy encantado con ella, por lo que espero que mi opinión sea de ayuda a la hora de adquirir una nueva mochila.




MindShift surgió hace pocos años, y fue fundada por  Tink Tank Photo, famosa por sus mochilas y maletas pensadas para el transporte en aerolíneas, y Daniel Beltrá, uno de los fotógrafos españoles de naturaleza  y conservación más prestigiosos del mundo.

Lo primero decir que se trata de una mochila ligera y extremadamente cómoda, que incluso con todo el equipo dentro, se ajusta cómodamente a la espalda y cintura.

Suelo viajar continuamente, por lo que ante todo necesito una mochila que pueda llevar en el avión sin problema, y no tener que facturarla, que es la pesadilla de todo fotógrafo. Y a la vez que sea una mochila cómoda y en la que pueda transportar todo mi equipo de un lado para otro, ya sea en la selva, en el desierto o por la ciudad. Esta mochila cumple todos esos requerimientos.




Este modelo, el 40L, es el mayor de la serie, siendo los modelos de menor capacidad 20L y 30L. Pero para poder meter todo mi equipo he elegido el mayor de todos.


Dos cuerpos de cámara, 5 objetivos, 3 flashes y accesorios varios. Sin duda el tamaño es muy grande.

La mochila viene con un montón de accesorios, como separadores, un accesorio para apoyar el teleobjetivo, y un cubre mochilas para proteger la mochila del polvo, nieve o lluvia, aunque ya de por si la mochila sin protector ya está protegida contra las inclemencias, pero con el protector aumenta la protección.

El acolchado de las correas y de la zona que apoya contra la espalda viene muy acolchada, siendo muy cómoda de transportar durante horas.

La mochila incorpora multitud de bolsillos donde guardar accesorios, e incluso un bolsillo para transportar una bolsa de hidratación en un lateral. Además incorpora varias correas y una pequeña bolsa donde meter las patas del trípode y llevarlo acoplado a la mochila.

La parte trasera es regulable, para en función de la altura de la persona que la vaya a transportar, cada una se la regule a su manera y que sea más cómoda de transportar.

Sin duda alguna, estamos ante un producto de una calidad exquisita, con unos acabados realmente buenos, y que recomiendo sin problema a todo aquel que busque una excelente mochila fotográfica.




Trípode montado sobre la mochila. En este caso se trata de un trípode de gran tamaño.

Bolsillo inferior para el trípode. Las correas ayudan a ajustar el trípode y evitar que se mueva durante el transporte.

Uno de los muchos bolsillos que incorpora la mochila.

La mochila incorpora un ajuste en función de tu altura y espalda, para un transporte más cómodo.


Bolsillo lateral de maya.

Bolsillos interiores anchos y espaciosos, para todos los accesorios.


Cobertor para proteger la cámara de cualquier inclemencia (Polvo, arena, agua, nieve, barro...)

Apoyo para un transporte más seguro de los teleobjetivos montados a una cámara.

La mochila incorpora cantidad de separadores de todos los tamaños, para que personalizes tu mochila en función de tu equipo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada