domingo, 22 de noviembre de 2015

Nikon D810 Review

      
Yo recién recogido el equipo en Barcelona
Hace ya 12 años que empecé en el mundo de la fotografía, primeramente con una pequeña cámara compacta Canon Powershoot A620, para después adentrarme en el mundo de las cámaras réflex con una Canon 40d y más tarde una 70d, la cual es la que utilizo en casi todos mis trabajos. Por mis manos han pasado casi todos los modelos réflex de esta marca, y he sido fiel a la marca de cámaras Canon todo este tiempo. Pero llevo un tiempo pensando en cambiarme a la marca nipona Nikon, los motivos eran básicamente sus cámaras, pues objetivos suelo usar de la marca Sigma que ofrece lentes muy buenos y para gente como yo especializada en macro fotografía, esta marca ofrece lentes muy buenos a buen precio, sin embargo la razón principal por que la que me compré Canon y no Nikon en un principio fue el objetivo Canon MP-E 65mm. Un objetivo macro único que ninguna otra marca ofrece, pero que a día de hoy aun no poseo. 


   Museo de Historia Natural de Londres

   El rango dinámico es extraordinario © Javier Aznar

Por ello me he planteado quedarme con mi cámara 70d para algunas cosas y comprarme una Full Frame de Nikon y algunos objetivos. La razón es que tampoco poseo muchos objetivos, careciendo de objetivos entre los 15 y los 180mm, por lo que un 14-24mm, un 24-70mm o un 70-200mm no me vendrían mal de la marca que sea.
Por este motivo me planteé comprarme la Nikon D810. Por ello me puse en contacto con Nikon España, los cuales me cedieron durante un mes una D810, un Nikon 24-70mm 2.8 y un Nikon 70-200mm 2.8 para que los probara.

     
       Probando la D810 en condiciones 
        de poca luz en un mercado © Javier Aznar

A pesar de que no pude utilizar un Macro o un tele potente que es lo que más uso en mi día a día, igualmente pude probar en todo tipo de situaciones esta magnifica cámara, la cual me ha enamorado por muchas cosas, pero la principal ha sido la calidad de imagen, muy superior al de todas las cámaras que he probado en todos estos años.
A pesar de que dicen ser una cámara para estudio, bodas, social y demás, creo que es la cámara perfecta para todo, pues aunque quizás no sea la cámara con mayor ráfaga de mercado, para el fotógrafo de naturaleza a veces no es tan importante eso. Sin duda alguna es una cámara muy recomendable, que empezaré a analizar en detalle ahora.

   
      En condiciones de poca luz, el autoenfoque 
       es rápido y preciso.  El ruido a ISO altos 
       es muy bueno. © Javier Aznar  
En Junio de 2014, la marca nipona Nikon, anunció la Nikon D810, una cámara full frame de 36,3 Megapíxeles  que venía a sustituir a la Nikon D800 y D800E.

El rángo dinámico es realmente bueno.
Las altas luces mantienen su detalle al
igual que las sombras © Javier Aznar
A primera vista no es que incorpore muchas mejoras con respecto a sus predecesoras, pero si nos fijábamos más cuidadosamente veremos que si incorpora algunas cosas que merecen la pena. Algunas de esas mejoras, hicieron que me planteara cambiarme a Nikon, pues sus modelos full frame anteriores no eran perfectas para el tipo de fotografía que hago, como es la macrofotografía. Ahora veremos cuales son esas características que hacen que sea una nueva cámara:

Por un lado su sensor FX de 36 megapíxeles capaz de alcanzar una resolución máxima de 7.360 x 4.912 puntos, no incorpora filtro de paso bajo (OLPF), lo que se traduce en una mayor nitidez.  Además Incorpora un filtro de color primario.
Con poca luz se comporta muy bien el exposímetro y
 el enfoque. © Javier Aznar
El ISO nativo de esta cámara es de 64-12.800 y  32-51.200 ISO en la expansión de los valores ISO. El usar un valor ISO de 32 hace que el ruido de las fotografías sea menor, el rango dinámico mayor, y que en caso de querer utilizar velocidades bajas para largas exposiciones no tengamos que cerrar tanto el diafragma, y eso al final se traduce en una mejor calidad de imagen, pues a 36 megapíxeles los diafragmas a los que se supone que se debe tirar son menores por la difracción. Este hecho es un factor clave, pues ya no será necesario en algunas situaciones el tener que poner delante del objetivo un filtro como por ejemplo de densidad neutra que deteriora la calidad de imagen para por ejemplo obtener una velocidad de obturación más baja.

Los colores son vividos y naturales, incluso más fieles que
los de las cámaras de Canon. © Javier Aznar
El procesador de imagen que incorpora es el mismo que el de su hermana mayor, la D4s, el Expeed 4. De esto no puedo comentar mucho, solo puedo decir que en todo momento la cámara se ha comportado increiblemente rápida. Además incorpora un sistema de enfoque automático Multi-CAM 3500FX con 51 puntos, capaz de llegar a 5 FPS en modo ráfaga a máxima resolución, y a 7FPS en modo recorte DX a 15,3 megapíxeles. Además incorpora un nuevo modo de medición para las situaciones con altas luces.
      
       Con ISO alto el rango dinámico sigue siendo alto. Los colores fieles, y la 
exposición  muy fiel.  Museo de Historia Natural de Londres, durante 

la entrega de los premios del Wildlife Photographer of the Year 2015.

© Javier Aznar


Esta cámara ofrece un nuevo modo de enfoque automático llamado Group AF, que ofrece más velocidad y aísla bien al sujeto en aquellas situaciones en las que los planos se encuentran cercanos y el contraste es elevado.  

Una de las características nueva que incorpora esta cámara y que la hace diferente a los modelos anteriores, y que la hace realmente importante para fotografía macro, con teleobjetivos potentes o con cualquier teleobjetivo a velocidades lentas, es que han mejorado el mecanismo de levantamiento del espejo, e incorporando un nuevo modo de obturación electrónico a la primera cortinilla que reduce las vibraciones. Digamos que este era un fallo de los modelos anteriores, pues a velocidades bajas, el mecanismo del espejo y de levantamiento de la cortinilla hacia que las fotos saliesen trepidadas. Este era uno de los motivos por los cuales no me planteaba hace un tiempo el pasarme a Nikon. Ahora con una buena técnica y gracias a este nuevo mecanismo de obturador electrónico a la primera cortinilla, todas las fotos macro estarán nítidas a rabiar, y con un sensor de 36 megapíxeles, con mayores detalles que nunca.

Exposiciones muy fieles a la realidad, al igual que los balances de blancos.
Don Gutoski recibiendo el premio de Wildlife Photographer of the Year 2015,
en el Museo de Historia Natural  de Londres. © Javier Aznar
También esta cámara integra un nuevo formato de Raw, de menor tamaño o llamado Raw S. Esta función particularmente no la he utilizado, pues si me compro una cámara de 36 pegapíxeles, es para usarla con la mayor calidad de imagen posible, pues nunca se sabe cuando se va a necesitar.

La D810 ha mejorado también la grabación de video, siendo capaz de grabar en Full Hd a 60 y 50 FPS, con poco ruido y moiré.  Además incorpora una entrada para micrófono estéreo y una salida de audio que permiten ajustar los niveles de sonido con mayor precisión tanto antes como durante la grabación.
Escena callejera en Londres. Colores
vivos, saturados y fieles.© Javier Aznar

Tengo que decir que yo no hago video, y no puedo hablar de si la D810 mejora a otras cámaras que he usado, pues no sabría con certeza si realmente es mejor o peor. Si he realizado alguna prueba, y la calidad de video es muy buena. En algún momento grabaré video y entonces podre tener un mayor conocimiento como para opinar acerca de este tema, pero hasta entonces me limitaré a hablar de las fotografías.

En condiciones de poca luz, la D810 clava el enfoque, y la
exposición. Los colores son muy buenos y el rango dinámico
aun con ISOS altos también. © Javier Aznar

En cuando a la ergonomía de esta cámara, solo puedo decir que es excelente, es una cámara grande, con un grip muy cómodo, y con una disposición de los botones buena a pesar de que trabajo con canon y al principio puede resultar raro ya que es distinta. Pero esto es algo que en un par de días te acostumbras y no hay mayor problema. El único “pero” que le veo, es la disposición del botón del ISO. Ya que se necesitan usar las dos manos para cambiarlo, cosa que en Canon ese botoncito lo tienes cerca del botón del obturador, pudiendo cambiar los valores con una sola mano. Además no se puede, o al menos no he encontrado la forma de registrar el ISO en alguno de los botones personalizables, eso para mí es un error. Ahí Canon ha hecho un buen trabajo desde siempre.
En cuanto al visor óptico, en esta cámara lo han mejorado siendo más claro, e incluyendo un panel OLED que muestra mucha información de forma muy clara. Sin duda es un placer trabajar con un visor así, que te da un 100% de cobertura. Además la cámara integra 4 formatos de recorte, que puedes cambiar rápidamente configurándolo en alguno de los botones personalizables, que te ayuda a componer rápidamente. 

El foco en el ojo de este cuerpo en
movimiento es preciso. Los negros
tienen mucho detalle.© Javier Aznar
    
El rango dinámico es extraordinario.
 Arriba el Raw original, abajo ya procesado.
 El nivel de detalle y ruido es increíble.
ISO 32, f5.6, 1/80 © Javier Aznar
Estos formatos de recorte son: FX (36x24), 1,2x (30x20), 5:4 (30x24) y Dx (24x16). Cuando activas alguno de estos formatos, en el visor óptico se ilumina el cuadro del formato, pudiendo componer muy fácilmente. Esto es sumamente práctico por una razón, y es que bien tu puedes tomar la foto usando el sensor completo y luego recortar la foto en un casa. Pero por ejemplo algunos concursos internacionales de fotografía no permiten en el procesados recortes, o si los permiten es muy limitado. Esta función te permite en aquellas ocasiones que necesitas ese plus de recorte, obtener un archivo final con ese formato, sin tener que recurrir al procesado posterior en casa. Esto es muy útil cuando trabajas con fauna, que a veces está muy lejos y necesitas ese recorte, rápidamente configurable.


    
El nivel de detalle es espectacular. Crop al 100%
1/500, f2.8, Nikon 70-200mm © Javier Aznar
La D810 incorpora una pantalla TFT-LCD fija de 3,2 pulgadas y resolución de 1.229.000 píxeles  que ofrece muy buena calidad de imagen cuando revisas las fotos. Además es configurable el tono de pantalla, que en otros modelos de nikon tiraban a dar tonos verdosos, esto ya está solucionado en este modelo.

En cuanto a la construcción solo se puede decir que ofrece una sensación de durabilidad extrema, estando construida en aleación de magnesio, para que aguante todo lo que le echen. Además esta sellada contra la humedad, polvo y agua. Esto junto con su excelente construcción la hacen perfecta para el fotógrafo de naturaleza que le da un trato extremo a sus cámaras.

La nitidez es altísima cuando usas buenos lentes
Crop 100% a 1/500, f4.5, ISO 400.
Nikon 24-70mm 2.8 © Javier Aznar
Otra de las características punteras de esta cámara, es que incorpora un flash. Esto en los modelos de la misma gama de Canon no pasa, y siempre es un punto a favor el incorporar un flash, que nunca sabes cuando lo vas a necesitar. Chapó por Nikon.

La D810 incorpora dos ranuras slot para tarjetas, uno para Compact Flash y otro para tarjetas SD, SDHC y SDXC.

En cuanto a la durabilidad de la batería, solo puedo decir maravillas. Según las especificaciones técnicas aguanta unos 1200 disparos. No he podido comprobar ese dato, pero he estado probando la cámara por Londres y no la cargué en ningún momento durante 5 días, tomando unos cuantos cientos de fotografías.

En cuanto al peso, la cámara no es que sea precisamente ligera, pesando 980 gramos aproximadamente. Esto para mi al menos no es un problema, siendo beneficioso cuando usas teles pesados, pues así se compensa el peso un poco en los extremos.  


Funcionamiento

Nitidez extrema y bajo ruido a ISOS altos.
Crop 100% a 1/160, f4, ISO 1600.
Nikon 24-70mm 2.8 © Javier Aznar
Crop al 100% de un saltamontes.
Foto con todos los valores de nitidez a cero.
ISO 200, f6.4, 1/1250. Nikon 70-200mm 2.8
© Javier Aznar
Durante el tiempo que probé la cámara, tuve muchas oportunidades distintas de probar la cámara. De día, de noche, con aves en vuelo, retratos, en la ciudad, en el campo…y durante todo ese tiempo, la cámara se comporto de manera excelente.

Es una cámara muy rápida, con un sistema de enfoque muy rápido y preciso. Lo probé de noche, con sujetos en movimiento y con aves en vuelo clavaba el foco, incluso teniendo muchos elementos que podrían distraer al sistema de enfoque a la hora de mantener el foco. Esto para el fotógrafo de fauna es vital, por lo que la hace muy recomendable.


  
Foto subexpuesta 5 puntos, y sobreexpuesta durante
 el procesado. La calidad es increíble.
El sensor de la D810 es muy bueno © Javier Aznar
En cuanto al sensor, solo son virtudes lo que tiene. El nivel de detalle que puedes obtener con esta cámara es simplemente brutal, no quiero imaginar con un buen macro o un buen tele lo que puedes conseguir, pero debe ser una maravilla.
Una de las cosas por las que destacan las cámaras de Sony y Nikon , que incorporan sensores del fabricante Sony, es el alto rango dinámico que ofrecen. Esto se traduce en que puedes exponer una foto para las altas luces, y durante el revelado elevar las sombras obteniendo una foto con una calidad realmente increíble y con ausencia de ruido. 
Foto subexpuesta, y sobreexpuesta durante el procesado.
El rango dinámico es muy elevado   © Javier Aznar





Esto mismo cuando tu lo haces con tu cámara de Canon, te genera al subir las sombras en el procesado, un ruido con dominante de color magenta que hacen que la foto pierda algo de calidad. En general en las cámaras de Canon se tiende a derechear la foto, pues conserva mejor las altas luces, y al revés en Nikon, que tiende a guardar mucha más información en las zonas de sombra que en las de altas luces. Sin duda alguna la calidad que ofrece a valores de ISO bajo, en cuanto a rango dinámico son una autentica maravilla.


El nivel de detalle  que ofrecen los 36 megapíxeles
es muy elevado. ISO 64, 1/640, f2.8 Nikon 70-200mm 2.8
© Javier Aznar
En cuanto a los niveles de ruido la D810 se comporta de manera excelente de 64 a 800 ISO, y de ahí a 3.200 ISO da muy buena calidad. A 12.800 se puede usar, pero siempre habrá que gestionar el ruido durante el procesado posterior.

Aun estando lejos y con mucho
contraste de fondo, el foco de estos
gansos en vuelo es preciso. I
SO 250, 1/3200, f2.8 Nikon 70-200mm 2.8
© Javier Aznar
Con respecto a los menús de la cámara, hay que decir que para un usuario de Canon, cuando se encuentra por primera vez ante el menú de una cámara de Nikon, se sorprende bastante, pues los menús de Canon son super sencillos y claros. En cuanto empiezas a curiosear por el menú ves mil cosas y puedes tardar un poco en encontrar lo que buscas. Pero eso tampoco es mayor problema, porque puedes registrar en Tu menú personalizado aquellos ajustes que utilices a menudo e ir directamente a ellos siempre que los necesites.

El formato DX ofrece una imagen de 15,4 pegapíxeles.
Crop 100% ISO 32, 1/800, f4. Nikon 70-200mm 2.8 © Javier Aznar
En cuanto al tema de las vibraciones causadas por el sensor, he podido comprobar que no genera ningún tipo de vibración cuando utilizas el modo de espejo levantado MuP, o el live view, por lo que la hacen una cámara perfecta para fotografía macro.

En cuanto al ruido del espejo al hacer la foto, es bastante discreto, además dispone de un modo silencioso que hace muy poco ruido. Aun así los modelos de Canon que tienen este modo silencioso son mucho más silenciosas. Pero igualmente han hecho un buen trabajo los de Nikon en esta cámara.





En sujetos en movimiento, el sistema de enfoque realiza
un increíble trabajo, clavando el foco en los ojos.
Crop 100% ISO 400, 1/1250, f2.8  Nikon 70-200mm 2.8  © Javier Aznar
Conclusiones


Tras un mes de pruebas con esta cámara, ha sido realmente difícil tener que devolvérsela a Nikon, pues es una cámara que deja muy buen sabor de boca.
La calidad de imagen es realmente espectacular, tanto por el rango dinámico como por el ruido y el detalle que puedes obtener. Obviamente en cámaras con tantos megapíxeles tanto la técnica utilizada debe ser más cuidadosa pues es más fácil que las fotos salgan trepidadas.


Al igual hay que invertir en buenos lentes que expriman al máximo el sensor de esta cámara. Pero sin duda los resultados que puedes obtener con esta cámara son brutales.
Es muy rápida, precisa y con muy buena construcción. Y la posibilidad de poder disponer de distintos factores de recorte sin separar el ojo del visor y de forma rápida son un plus, pues no tienes porque llevar siempre una cámara con formato DX. Ciertamente se pierden megapíxeles cuando los utilizas, pero te pueden salvar en más de una ocasión.

Lo único que no me gustó y que ya comenté anteriormente es el que el botón de ISO no esté más a mano, pues no siempre tienes las dos manos disponibles, y es un error que no puedas configurarlo en otro botón.

Sin duda es una cámara profesional, que ofrece al fotógrafo lo mejor para que ya solo dependa de el sacar los resultados que quiere. ¡¡MUY RECOMENDABLE!!


Algunas fotos tomadas con la Nikon D810






martes, 3 de noviembre de 2015

Un mes por la vieja Europa

¡¡Buenos días desde Quito!!

      
Javier Aznar y su foto finalista titulada " Beetle beauty and the spiral of love" 
Hoy día 4 de Noviembre, tras varios meses sin escribir una entrada en el blog, os escribo una nueva entrega. Siento no haberlo hecho antes pero los últimos meses he estado bastante ocupado. Sin más historias, os pondré al día!!

A finales de Septiembre, tras ocho meses y medio por tierras ecuatoriana, viajé a España, con el propósito de visitar a la familia y amigos, y ya de paso recoger algún que otro premio, pues estos últimos meses parece que ha sonado la flauta.


Al poco de llegar a Madrid, viajé con mi familia a Lloret de Mar, un pueblo de la Costa Brava, donde recibí una mención de honor en la categoría de aves, con una foto de un colibrí. Alli tuve la suerte de poner cara a muchos fotógrafos españoles y otros internaciones, y disfruté de las charlas y el buen ambiente del festival.

    
Fran rubia, Cristobal Serrano, Javier Aznar,
 Marina Cano, Pere Soler y Juan Tapia
  
Elena Aznar y Javier Aznar 
A la semana siguiente tocaba viajar a Reino Unido, esta vez a Londres, a donde viajé con mi hermana por segundo año consecutivo, ya que he vuelto a ser finalista en el concurso más importante de fotografía de naturaleza, el Wildlife Photographer of the Year.  Ya era un sueño el ir una vez a esa gran ceremonia de entrega de premios, en el hall central del Museo de Historia Natural de Londres, bajo la mirada de Darwin, y el diplodocus. Pero ir una segunda vez ya ha sido demasiado. Este año éramos muchos españoles en esa ceremonia, y la verdad que estuvo divertidísimo, pues los españoles dan un carisma a estas fiestas que ningún otro sabe dar ;)

   
Fotógrafos españoles premiados.
 Autor: Xavi Albiac
Allí conocí a grandísimos fotógrafos, tanto españoles como de distintas nacionales. Pero sobretodo disfruté del gran nivel que ha habido este año, que para mí ha sido superior al del año pasado, pero para gustos los colores.  Pero ya que estábamos por Londres, pues disfrutamos haciendo turismo en esa bonita y multicultural ciudad, que como siempre deja buen sabor de boca. Espero volver pronto, y si puede ser con el mismo motivo que las veces anteriores, pues mucho mejor.
Aquí os dejo el enlace a las fotos ganadoras, pues merece la pena verlas:
http://www.nhm.ac.uk/visit/wpy/gallery/2015/index.html


"El cristal y la ventana" Primer premio en la categoría
Reptiles y anfibios, en el concurso Pixall Natura. 
© Javier Aznar
Ya en Madrid, al día siguiente de volver de Londres, volví a recoger algún premio, esta vez en el Pixall Natura, donde obtuve un primer premio, una mención de honor y tres fotos finalistas. A pesar de que era la primera edición del concurso, he de decir que estuvo muy bien la organización.

Ya después de tanto acto, ya era hora de disfrutar de Madrid, de la familia y de los amigos, y ya de paso coger unos cuantos kilos con la rica comida española, que digan lo que digan es la mejor del mundo.

Y tras esas increíbles semanas por Londres, Cataluña y Madrid, me tocó despedirme de nuevo y regresar a Ecuador, para seguir con mis fotos, mis viajes y mis nuevos proyectos. Espero volver pronto!!!

Con esto y un bizcocho, me despido hasta la próxima entrega con nuevas fotos y nuevas experiencias.

¡¡Un abrazo!!